El Ejército asegura la operatividad de sus bases en Alhucemas, Chafarinas y Vélez de la Gomera

Son, seguramente, los territorios más disputados de todos cuantos tiene el Estado español. Marruecos nunca ha olvidado su intención de recuperarlos algún día. Incluso algunos partidos políticos alauitas lo llevan en sus programas electorales.

En Chafarinas, el Peñón de Vélez de la Gomera y el Peñón de Alhucemas hay diversas instalaciones militares desde las que el Ejército sigue operando actualmente. Según fuentes militares, se trata de bases estratégicas para el control de las redes del narcotráfico y de la inmigración.

Para mantenerlas operativas, Defensa ha firmado un contrato con la empresa almeriense Sunkatel para que asegure el mantenimiento de todos los sistemas básicos de las instalaciones: el suministro de gas, agua y luz, aire acondicionado, cocinas, depuradoras, ascensores, grupos electrógenos… serán revisados mensualmente por técnicos de la firma andaluza.

El contrato supera ligeramente los 100.000 euros y se circunscribe únicamente a 2018, aunque se establecen las condiciones para su renovación. Sustituye al que expiró en 2017 con la empresa Eulen.

Las tres instalaciones dependen orgánicamente de la Comandancia General Militar de Melilla, y por lo tanto la firma del contrato corresponde a la Jefatura de Asuntos Económicos de la COMGEMEL.


Source: Elconfidencial