Bélgica no se cree la oferta de cazas Rafale que le plantea Francia

Los esfuerzos franceses por hacerse con el programa belga de compra de 34 aviones de combate han chocado con la incredulidad de Bruselas. Para su ministro de Defensa, Steve Vandepunt, “la oferta francesa es demasiado buena como para ser verdad”. Las autoridades galas, que optan con su caza Rafale de Dassault Aviation, prometieron inicialmente un retorno económico al país cliente (fórmula conocida como offset) de 4.000 millones de euros si se hacían con el acuerdo. Ahora se habla de que ya han subido la apuesta hasta los 20.000 millones de euros.


De acuerdo con Vandepunt, Francia “está tomando una ruta diferente” a la marcada por el programa belga, para tratar de ganar opciones. El diario flamenco De Staandard ha publicado que en vez de responder con un voluminoso archivo a la propuesta belga, como han hecho los gobierno s de Estados Unidos y Reino Unido para optar con sus F-35 y Eurofighter, París se ha limitado al envío de una carta de tres páginas en la que se menciona una colaboración junto con Alemania en torno a un nuevo avión de combate europeo.


De ahí que el político belga afirme que la oferta francesa “es una oferta vacía: no tiene cronograma, ni programa, ni respuestas”.


Fuentes francesas han explicado que su contestación fuera del procedimiento se debe a que de otra forma no le sería posible ofrecer el 100 por cien de compensaciones económicas. El periódico belga se extraña en este punto por el súbito incremento de la apuesta (de 4.000 millones a 20.000 millones) y apunta, en boca de fuentes gubernamentales que no cita, que “todo se trata de un intento desesperado desde el banquillo” por tratar de hacerse con el contrato.


El coste del programa completo se ha calculado en el entorno de los 15.000 millones de euros. El ciclo de vida de cuatro décadas estimado para los aviones supone en torno al triple del valor de la compra, de lo que se deduce un desembolso aproximado por los 34 aparatos de 3.750 millones de euros. La cantidad equivale a algo más de 110 millones de euros por unidad.


Boeing y Saab están fuera


El Gobierno belga acordó el pasado marzo el lanzamiento del programa de adquisición de 34 aviones de combate con los que sustituirá a su actual flota de 54 F-16. Los candidatos contemplados inicialmente para hacerse con el contrato fueron las compañías norteamericanas Lockheed Martin, que opta con su F-35A Lightning II, y Boeing, fabricante del F/A-18E/F Super Hornet; la francesa Dassault Aviation, que ofrece  su Rafalela sueca Saab, con el JAS-39E/F Gripen, y  Eurofighter, desarrollado por el consorcio del mismo nombre y financiado por Reino Unido, Alemania, Italia y España.


Sin embargo, Boeing optó en la primera mitad del año pasado por retirarse del concurso por la falta de opciones para su caza Super Hornet, tras revisar detenidamente la solicitud belga para que participasen, y unos meses después Saab tomó el mismo camino aduciendo por su parte una falta de apoyo de la política exterior sueca para seguir adelante. De este modo, se quedan con opciones únicamente Dassault, Eurofighter y Lockheed Martin.


El nombre del ganador definitivo del concurso belga se conocerá si no hay contratiempos a mediados de 2018 y el contrato tendrá la forma de acuerdo Gobierno a Gobierno, por lo que las ofertas parten de las mencionadas agencias gubernamentales.


La actual flota belga de aviones F-16 de fabricación estadounidense alcanzará gradualmente el límite de su vida operativa, que es de 8.000 horas de vuelo por aparato, entre los años 2023 y 2028. De ahí que la decisión sobre el nuevo modelo deberá ser tomada este mismo año y de ese modo poder cumplir con los necesarios plazos de preparación y entrega.


Source: Infodefensa.com

TKMS y Kongsberg crean una firma conjunta para el futuro submarino germano-noruego

Alemania y Noruega han dado un paso más en el desarrollo de un submarino conjunto. La compañía alemana Thyssenkrupp Marine Systems (TKMS), su filial Atlas Elektronik y la firma semipública noruega Kongsberg han creado una empresa conjunta para el desarrollo de sistemas de combate para submarinos convencionales. La nueva compañía, que ha sido bautizada como Kta Naval Systems, será la proveedora exclusiva de estos elementos para los sumergibles de TKMS.


Este acuerdo se produce en el marco de la alianza establecida entre Berlín y Oslo el pasado verano para colaborar en el desarrollo de nuevos submarinos y misiles navales, de la que Infodefensa.com informó entonces. Previamente, el pasado9 de marzo, ya acordaron la creación de esta firma conjunta después de que TKMS fuese elegida por Oslo para formar una sociedad estratégica encaminada al desarrollo de la futura flota de submarinos del país.


El diseño de los nuevos buques estará basado en sus U-212A y serán denominados 212CD. En ellos se pretende combinar la escasa firma en el mar de la que son capaces los 212A con una mayor autonomía, velocidad y resistencia, lo que les permitirá desarrollar operaciones en todo el mundo, según sus responsables.


En palabras del consejero delegado de TKMS, Rolf Wirtz, “la cooperación va más allá de la producción de submarinos para Noruega y Alemania”. Se trata, ha añadido, del “punto de partida para una cooperación más amplia entre los estados europeos en la adquisición de submarinos”.


“Con la nueva empresa conjunta y después de nuestra adquisición de Atlas Elektronik”, ha añadido Wirtz, “ahora estamos en una posición única para ofrecer el catálogo completo de servicios para submarinos convencionales, incluido el diseño, desarrollo, fabricación y ahora también la pieza central: los sistemas de combate “.


De acuerdo con la información adelantada hace unos meses por el Ministerio de Defensa noruego, “una parte importante de la cooperación [suscrita el pasado verano por ambos países] será el proyecto común para nuevos submarinos”. Se trata, añadió en un comunicado, de “la adquisición de submarinos idénticos [para ambos países] y la cooperación en la formación, los ejercicios, las piezas de repuesto, el mantenimiento y la gestión del ciclo de vida de los nuevos submarinos, además de la cooperación industrial entre Alemania y Noruega en la industria de Defensa”.


La nueva firma cuenta con la experiencia de TKMS en la producción de submarinos (lleva fabricados más de 160 en los últimos 60 años), la de Kongsberg en la entrega de sistemas de combate, y la experiencia que atesora Atlas Elektronik en sónares, sistemas de control de armas y otros componentes clave para sistemas de combate submarinos.


El calendario previsto contempla la formalización de un contrato común sobre los nuevos submarinos (en principio cuatro para Noruega y dos para Alemania) en 2019. De este modo será posible entregarlos entre mediados de la década de 2020 y 2030. Entre tanto, continuarán prestando servicios los submarinos Ula noruegos, que comenzaron a operar entre 1989 y 1992 y cuentan a priori con una vida útil de treinta años.


Los submarinos del tipo U-212 , en los que está previsto que se base el futuro desarrollo, desplazan 1.830 toneladas de inmersión y cuentan con una eslora de 56 metros. En su interior destaca su sistema de propulsión independiente de aire (AIP), que le permite permanecer bajo el agua durante largos periodos de tiempo. Estas naves ya prestan servicio en las armadas de Alemania e Italia.


La compañía Kta Naval Systems que nace ahora para impulsar estos planes, es propiedad en un 50 por ciento de Kongsberg y en otro tanto de Thyssenkrupp junto con su filial Atlas Elektronik. La nueva empresa de desarrollo, producción y mantenimiento de sistemas de combate operará desde la sede de la primera en Noruega y contará con una sucursal en la ciudad alemana de Bremen.


Source: Infodefensa.com

El Ejército de Tierra prepara su propio servicio de inteligencia

El CESEGET, Centro de Seguridad del Ejército de Tierra, va a recuperar sus tareas como servicio de inteligencia militar. Así lo han confirmado a El Confidencial Digital fuentes conocedoras de estos planes.

Visto bueno del JEMAD

La decisión, que parte del Jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Varela Salas, ya cuenta con el conocimiento y aprobación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

La unidad militar se implementará a lo largo de 2018. Supone, en la práctica, que Tierra vuelva a disponer de su propio servicio de inteligencia, ajeno y no vinculado orgánicamente al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Es una vuelta a los orígenes. Antes de la creación del CIFAS cada uno de los tres ejércitos tenía su propia unidad de inteligencia. El CESEGET en Tierra, la Sección de Seguridad Naval Central (SSN) en la Armada y la Dirección de Seguridad y Protección de la Fuerza en el Ejército del Aire.

Con la creación e implementación del CIFAS, fundado en 2005 sobre los cimientos de la antigua división de inteligencia adscrita al Estado Mayor de la Defensa, las tres unidades de inteligencia cedieron el testigo al nuevo organismo y centraron su actividad en cuestiones relacionadas con la seguridad y la autoprotección de instalaciones y personal en territorio nacional.

Así, toda la actividad de recolección y análisis de inteligencia pasó a depender directamente del CIFAS y quedó, por tanto, bajo el mando directo del JEMAD. Su principal misión a partir de ese momento fue suministrar información tanto al Estado Mayor de la Defensa como al Mando de Operaciones (MOPS).

Fuentes militares explican que el componente de inteligencia es “vital” para la planificación, ejecución y seguimiento de todas las misiones internacionales en las que están involucradas las Fuerzas Armadas españolas. Por ello se entendió que la producción de inteligencia debía ir orientada más a operaciones –dependientes del MOPS- que al día a día de los tres ejércitos. Además, la unificación en el CIFAS agilizaba la comunicación y el intercambio de datos entre unidades.

Una decisión “sorprendente”

Fuentes próximas al Estado Mayor de la Defensa admiten que la decisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército de reimpulsar el CESEGET como unidad de obtención de inteligencia ha generado cierta “sorpresa”.

La decisión que, de momento, sólo se conoce al más alto nivel, implica dotar de mayores recursos al CESEGET, que cuenta entre sus filas con militares y agentes de la Guardia Civil. La presencia de guardias civiles comisionados en el CESEGET se explica en términos prácticos: tienen consideración de agentes del orden –los militares no- y pueden actuar como tal durante una operación de inteligencia.

Además, permite el acceso a bases de datos estratégicas para cualquier labor de inteligencia y seguridad, como la redSIGO’, el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Yihadismo, Rusia…

Si bien los motivos aportados por la Jefatura del Estado Mayor del Ejército para la creación de este nuevo centro de inteligencia permanecen reservados, fuentes militares bien situadas explican a El Confidencial Digital que la decisión tiene cierta relación con el aumento de las amenazas a la seguridad de los militares.

Según explican, las materias que actualmente más preocupan a quienes diseñan los planes de autoprotección son la amenaza yihadista y la posible actividad de captación de inteligencia que realicen algunos países extranjeros. Concretamente “Rusia”.

En cuanto a la amenaza yihadista, el riesgo radica en los posibles ataques que puedan sufrir las tropas, pero también los episodios de intentos de captación interna por parte de células de reclutamiento ligadas a grupos islamistas.

Sobre las labores de contraespionaje, las fuentes consultadas recuerdan que la actividad de inteligencia de algunos países –especialmente Rusia- se ha disparado en España en los últimos años.


Source: Elconfidencial

Aluvión de visitas a la Academia de Infantería para la Inmaculada regalada por los cadetes

Este año la festividad Inmaculada Concepción se celebró de forma especial en la Academia de Infantería de Toledo. Se cumplía el 125º aniversario de su proclamación como patrona. Por conmemorar la fecha, la academia inauguró en el hall un cuadro de esta advocación mariana.

El cuadro fue sufragado íntegramente por cuestación entre los alumnos de infantería. La obra, titulada ‘Madre de los infantes’ y creada por el pintor Ricardo Sainz, ya ha llamado la atención a muchos grupos interesados por verlo.

Por ejemplo, tal y como ha sabido ECD, los profesores y alumnos del Colegio Valparaíso de Toledo han insistido en conocerlo en una reciente visita, además de  ver en vivo los vehículos acorazados y comprobar cómo es el trabajo diario de los alumnos del centro.

No son los únicos. Según ha sabido ECD, desde que se conociese la inauguración de la obra se han disparado las peticiones de grupos y particulares para conocer la obra expuesta en la Academia. Incluso viajes organizados a Toledo procedentes de otras ciudades han querido verlo in situ.

El lienzo mide 2,25 metros de alto y 1,45 de ancho, y se ha pintado al óleo. Tras varios meses de trabajo del pintor, se ha colgado en una de las escalinatas del gran recibidor al que se entra al traspasar la puerta principal de la Academia de Infantería de Toledo.

Su autor, Ricardo Sainz, explicaba a El Confidencial Digital que su intención era realizar un cuadro de la Inmaculada  “más moderno “ y adaptado al siglo XXI. Explica que para empezar la obra, se apoyó en la figura de la Virgen María. Pintó el cuadro a partir de una mujer que hizo de modelo y él luego se centró en darle rostro de la Virgen un rasgo “dulce y maternal con los soldados”. De ahí el título “Madre de los Infantes”.

Una patrona con historia

La vinculación entre la Inmaculada Concepción y el ejército español viene de muchos siglos atrás, aunque en cierta manera se suele considerar un punto culminante el denominado “milagro de Empel”: la victoria que el Tercio Viejo de Zamora consiguió el 8 de diciembre de 1585 en Flandes, al conseguir romper un cerco de los rebeldes holandeses justo después de encontrar enterrada una tabla flamenca con una imagen de la Inmaculada Concepción.

Sin embargo, no fue hasta 1892 cuando la reina regente María Cristina declaró por real orden “Patrona del Arma de Infantería a Nuestra Señora la Purísima e Inmaculada Concepción, que ya lo fue del antiguo Colegio Militar y lo es de la actual Academia General y de un gran número de Regimientos”.


Source: Elconfidencial